El muro y la certeza

Somos animales de costumbres. Cuando nos vemos en una determinada situación nuestra naturaleza individual hace que tendamos a comportarnos de la misma forma. Es quizá por ello que solemos golpearnos una y otra vez contra un muro, tropezar con la misma piedra.

Tropezar_no_es_malo_mediano

Algunos de nosotros, españolitos de a pie al fin y al cabo, hemos sido acusados de cartesianos, cuadriculados, inflexibles,… De afrontar problemas en la vida más desde el punto de vista estricto y racional de, digamos, un alemán, que desde el punto de vista flexible y medio improvisado de un latino. Sustituyamos ambos términos por ingeniero y comercial y tenemos una idea clara de la conversación. Pero, ¿es que es mejor el otro que el uno? Si lo pensamos con detenimiento el trabajo de hormiga de hacer las cosas de forma menos improvisada no le ha dado malos resultados ni a la hormiga ni a las empresas alemanas o americanas (éstas un poco menos “rígidas”). Por tanto esa sensación de superioridad que en cierto modo tenemos los españoles por ser “capaces” de improvisar me parece bastante falsa. No sólo eso. Ha llegado un momento en que improvisamos tanto que nos hemos olvidado de procedimentar, de ser rigurosos en nuestra ejecución basándonos en la experiencia previa, que la tenemos.

No, si improvisar es maravilloso. El caso es que no se puede improvisar a menos que se sepa exáctamente lo que se está haciendo

Y eso lleva a la certeza. A fuerza de improvisar a veces nos olvidamos que a todos nos es necesario dar algo por cierto. Tener un fin, un horizonte fiable, un pico al final del camino que se hace más y más grande a medida que nos acercamos. Así podemos ir motivados. Y cuando se añaden personas (variables) al problema esa certeza es aún más necesaria. La certeza de una cercanía. La certeza de conocerse. De saber qué se puede esperar de la otra persona. Así se puede trazar, al menos, la línea maestra de un plan. Del plan de nuestras vidas.

borges-laberinto

Jugar pues a ser racional en un mundo de improvisación es complicado. Y cuando la certeza no aparece por ningún sitio se puede llegar a la desesperación. Desesperación por intentar hacer las cosas adecuadamente, como debería ser pero encontrarte una y otra vez con ese muro que aparece de la nada. Darte cuenta que no es que haya un plan para ti que alguien ha trazado y que simplemente tienes que seguir, si estas de acuerdo, sino que simplemente ha(s) sido una solución improvisada, lo que había más a mano.

Y la pregunta radica en dónde está ese punto de ruptura. Qué necesitamos para dar el paso, para el órdago, para tomar control de la situación una vez más. Cuanta fuerza necesitamos para romper ese muro invisible, porque rodearlo muchas veces no es posible, o cansa demasiado.

Advertisements
Posted in Uncategorized | Tagged , , | Leave a comment

Gentlemen Lookbook VI

9_b5f2c009fb8b17feb99f4877f46c26ed 9bdee946952601a81f91fd6c9e21f4a2 650_1000_1ac788936426a4abe728802efae84e53 650_1000_8179-le-21eme-adam-katz-sinding-somerset-house-vodafone-london-mens-fashion-week-fall-winter-2015-2016_aks9166 650_1000_11236aa7512eec2ef55c96f45031d4ba 650_1000_0000222004_9_1_13 650_1000_20150128_manfredini 650_1000_bb0b86ed126ff7bff36b904f55f17240 650_1000_belstaff-men-fall-winter-2015-collection-004-800x1199 650_1000_forecast-aw14-2 650_1000_forecast-aw14-3 650_1000_forecast-aw14-4 650_1000_forecast-aw14-6 650_1000_indigo 650_1000_lookbook_promod_hombre_(8) 650_1000_tmm_092114_0002_1_copy 650_1000_vince-spring-summer-2015-menswear-008 images Max-Bill-900x900 Norman-Reedus-GQ-Japan-Arnaldo-Anaya-Lucca-07 norman-reedus-gq-lead-600x450 Norman-Reedus-GQ-Magazine-Japonesa-009 tumblr_nc0szlSXU31qe76uxo1_500 photo IMG_4541

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , | Leave a comment

Travelling

Viajar… Recuerdo aquello que dije alguna de esas noches regadas con alcohol en la plaza de Mina;

Pero como que Cádiz! Yo lo que quiero es viajar…

Y hay quien diría que hay que tener cuidado con lo que se desea. Y yo le respondería que qué razón tiene. Porque el ritmo de estos últimos meses está siendo sencillamente demencial.

wegweiser

 

Creo que he comentado con varias personas en el pasado un par de películas que me parecieron sencillamente espectaculares, pero que al mismo tiempo son más sencillas de entender, o al menos en la profundidad que yo creo darles, si eres un viajero permanente. Y con viajero permanente me refiero a una especie de ‘necesidad’ de viajar impuesta por tu estilo de vida. Son ‘Up in the air’ y ‘Lost in Translation’.

Sometimes you have to go half way around the world, to come full circle

Calgary, Vancouver (varias veces), Houston (varias veces), Denver, Londres, Madrid, Cádiz, Córdoba… Todo en menos de 60 días. A veces el llamado ‘fly in – fly out’ que es agotador. La sensación de no poder siquiera ir al supermercado porque la comida que compres se va a quedar en la nevera. Llegar a un sitio y decir… Mejor con jetlag así no tengo que reacostumbrarme cuando vuelva.

Y no quiero que se entienda mal. Me encanta viajar. Por placer y por trabajo. Crea una especie de adicción que opino es buena para la mente. Pero todo tiene un límite y el ritmo de viajes de estas semanas pasadas ha sido exagerado. De hecho tengo incluso que plantearme pagar el gimnasio o no… De locos.

Cuál es el balance que permita una cosa y otra? Estar rodeado de gente, pero de la gente que importa, y al mismo tiempo satisfacer esa necesidad de moverse, de ver, de explorar. Esas pistas que he mencionado en otras ocasiones funcionan en dos direcciones. Cuales son las que dicen una cosa y cuales otra? Hay que filtrarlas o no?

En fin… Voy a llamar a la agencia de viajes.

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Manos

Las manos juegan en el amor. Son importantes. Las manos tienen un código, hablan en el amor, y actúan. Las manos, en el amor, son aves, y los pies son piedras. Es muy fácil que la mano se torne garra sobre el cuerpo de una mujer. Ir a la mujer con manos de pianista mejor que con manos de ladrón. Que la mujer no se sienta saqueada, sino templada, pulsada, afinada. […]

Nada descubre nuestro cuerpo, lo inventa, lo crea, como las manos de una mujer. El incurable protagonismo masculino ha hecho un tópico y un mito de la mano del hombre poseyendo el cuerpo de la mujer. Pero la mujer también sabe y puede y quiere descubrir al hombre, crearlo con sus manos. Unas manos de mujer me dan la medida de mi vida, la dimensión de mi pecho, la realidad de mi cuerpo, el contorno de mi mente. El propio cuerpo es una nebulosa hasta que las manos de una mujer lo crean, lo modelan, lo definen, lo concretan. El cuerpo flota y unas manos de mujer le dan realidad. Asimismo, yo puedo ir creando un ser con mis manos, con mis caricias. Ella no tenía conciencia de sí hasta que yo lo he acariciado. El acto mítico, bíblico y genésico de la creación manual y alfarera de la vida por Dios, se repite continuamente cuando un ser crea a otro ser con sus manos, cuando un hombre crea a una mujer o una mujer a un hombre.

Mortal y Rosa

Francisco Umbral

Gracias C.

Posted in Uncategorized | Tagged , , | Leave a comment

Y esta historia se acabó

A lo largo de una vida muchas cosas empiezan y muchas cosas terminan. Saber cuándo algo está empezando suele ser relativamente sencillo. Eso sí, hay momentos en que uno analiza el pasado y se da cuenta que algo comenzó mucho antes de lo que se tenía en mente.

En cambio, saber cuando algo termina es mucho más complejo. Es cierto que algunos finales son bastante abruptos. De esos no queda duda. Lo difícil es cuando no hay una línea que dibuje un final claro. Y es aún más difícil cuando no tiene por qué terminar. Y podemos añadir una capa más de dificultad. Cuando no sabemos si queremos que termine.

Con la edad uno va aprendiendo a conocerse. A identificar las piedras o señales del camino. Llegar a ver que esos hitos tienen relación y que llevan a un determinado final es de nota. Que yo últimamente piense en ellos no quiere decir que sepa interpretarlos. Incluso reconocerlos.

Noto que mi corazón no sé, no va…
Que las miradas se caen, y que muere el mar.
Tú y yo tenemos que hablar porque ya se va acabando el aire entre nosotros.
Y lo noto.

Hombres G

Me ha pasado varias veces en el pasado. Y eso significa que ya voy cumpliendo Septiembres. Me sucede que empiezo a mirar las cosas con nostalgia, como si supiese que lo que tengo delante de los ojos no va a seguir ahí mucho tiempo. Y es una buena cosa. Significa que has sido feliz. Que has disfrutado de ese sitio, de esa persona, de esa situación. Simplemente entiendes que, por ti o por consecuencias de la vida, esa etapa se termina. Y pasas página. O no la pasas. O lo intentas. Las opciones son múltiples.

il_fullxfull.568350002_dmtu

 

Porque al final es una cuestión de ‘tempo’. Lo he comentado varias veces con varias personas en los últimos días, lo que no deja de asustar un poco. Es mejor decir adiós en la cresta de la ola. Es mejor decir adiós cuando todo marcha bien y parece que el impulso aún da para más, que podemos conseguir mejores objetivos profesionales, que podemos sacar más de una relación, que aún no hemos descubierto todo lo que podemos descubrir del lugar en el que estamos. Y ahí radica el truco de todo esto. No creo que el ser humano esté diseñado para dejar algo en ese momento. Qué seríamos entonces? No nos convertiríamos en alguien en una permanente huida hacia adelante? Es eso lo que queremos?

Cuando no decimos adiós y exprimimos algo hasta el límite, entendiendo un final en caida, podemos al menos tener la sensación de que lo hemos intentado hasta el tope de nuestras fuerzas y posibilidades. Pero eso suele implicar una ruptura. Lo que ya no vale puede llegar a producirnos una sensación desagradable, descorazonadora, de dolor.

Supongo que al final, siendo cada uno de nuestro padre y nuestra madre, la forma de afrontar estas situaciones depende de nosotros mismos. La misma persona suele afrontar estas situaciones de la misma forma y suele caer una y otra vez en los mismos ‘errores’. Somos de ‘retropezar’ sí. Y cuando afrontamos otra vez una de esas situaciones es complicado usar las lecciones aprendidas. Supongo que tenemos actitudes grabadas en nuestro comportamiento.

Sailing stone

Mientras tanto… Es curioso observar todo esto desde la experiencia. Provoca una especie de morbo placentero. Esta historia está acabándose…

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Gentlemen Look book V

650_1000_63 650_1000_a14_ucbman_01 650_1000_a14_ucbman_12 650_1000_barbudo 650_1000_french-toast-herringbone-jacket-brown-tie-knitted 650_1000_gtres_u264866_005 650_1000_tumblr_nbrylpz3nr1qe76uxo1_1280 0000010001_10_1_13 101014DuoC9809Web 0209004_1_1_10 mackintosh-dunoon-red-coat-trench-alex-1 photo 1 photo 2 photo 3 photo unnamed

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Time organization snob

Yes, I am time organization snob.

I don’t like to arrive to my workplace even one minute later that the time I have figured out in my mind I have to be there. This is simple in Calgary. Walking distance is so short than the only random factors are the traffic lights and the snow. And I have the traffic lights pretty much controlled by now. It was slightly more difficult in Madrid. I had to cross the entire city in one of the worst ring roads traffic wise. But still, I managed to do it most of the time.

In order to do that I follow a very special ritual every morning. I have controlled what time to set the alarm depending if I have to shave or not (every two days). If my breakfast has been partially prepared the night before or not. If its a casual Friday or I need to be well suit. And kind of like the ritual.

But somehow I have translated this into some more habits in my life. I try to, every time I live my workplace, set up certain activities for the next morning. It helps me to understand how I am going to kick off the day. At the same time the first hours are the most productive ones and I have come to use some online tools for time organization and more and more I am fan of the iphone reminders. I also list the tasks I am completing day a day and, in the past, used the Pomodoro technic to help myself.

Not that much at all in my personal life, something I value a lot is the punctuality. As spaniard of course I am flexible with others in terms of this courtesy 5 minutes. Not with myself. If somebody, without an excuse, arrives late to an appointment in my personal life I automatically place this person into a non desirable bag.

Have to improve my habits though. Not everyone is like me and many people does not understand my habits.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , | Leave a comment